Qué hacer en Murcia

Qué hacer en Murcia

La región de Murcia ofrece a los viajeros un sinfín de experiencias. Tal vez lo más destacado de esta zona de la geografía española sea la variedad de actos, actividades y ambientes que podemos disfrutar en un solo viaje.

Quizá por ello, alquilar un coche en Murcia es la forma más cómoda de desplazarse hacia todas las ubicaciones que nos van a deparar un periplo vacacional de lo más entretenido y en el que no va a quedar colgado ni un solo aspecto de interés.

Murcia es una zona moderna y con una infraestructura hostelera de lo más amplia y variada, por lo que encontrar el alojamiento adecuado y lugares de ocio y restauración es una tarea muy sencilla. Ello nos va a permitir disfrutar de una gastronomía muy amplia, con gran variedad de materias primas y platos espectaculares de arroces, verduras, carnes y pescados, además de una repostería sólida y riquísima.

Pero en esta región existen infinidad de atractivos rincones que podremos descubrir si nos animamos a alquilar un coche en Murcia para poder movernos libremente y a nuestro antojo: Fantásticos espacios naturales, ideales para hacer senderismo y disfrutar con los deportes de naturaleza; una costa espectacular, con playas preciosas, aguas cristalinas y fantásticos fondos para buceadores; la ruta del vino, con enclaves como Jumilla, Yecla o Bullas, cuyas denominaciones de origen bien merecen una escapada enogastronómica; ciudades santas, imaginería barroca, postres de conventos; pinturas rupestres, arte púnico, exquisitas obras romanas…

La región de Murcia no va a dejar al viajero indiferente y, cuando llega la noche, nos encontramos con importantes zonas de ocio, como las que se encuentran en Mazagón o la Manga del Mar Menor, con locales y diversión para todas las edades. Alquilar un coche en Murcia es la mejor opción para poder conocer a nuestro ritmo los mejores lugares de una región llena de sorpresas y tesoros.

rutas-en-coche-mini rutas-gastronomicas-mini

Sitios emblemáticos en Murcia

Ruta de las iglesias Barrocas

murcia 1

por eltb

El barroco es sin duda el arte más característico de la ciudad de Murcia. Resulta imposible permanecer impasible ante la imponente fachada de la Catedral o pasar de largo por el Museo de Francisco Salzillo, el preciosista imaginero barroco que legó a la ciudad tantos pasos de Semana Santa.

Pero al margen de estos dos notables ejemplos, para abrir boca, podemos hacer un trazado a través de la ciudad que nos llevará a conocer una inmensa variedad de iglesias barrocas e importante valor histórico-artístico.

Comenzamos por la Iglesia de San Nicolás, dotado de un fastuoso barroquismo que además viene aderezado por las obras escultóricas de maestros como Salzillo, Pedro de Mena o Alonso Cano.

Junto al Museo de Bellas Artes nos encontramos con la Iglesia de San Juan de Dios, cuya construcción se inició en la segunda mitad del siglo XVIII. La custodia del Sacramento y las imágenes del interior resultan espectaculares, de hecho, en su interior se encuentra un museo de imaginería religiosa.

La Iglesia de San Juan Bautista, bajo el protectorado y mecenazgo del conde de Floridablanca, se comenzó a levantar en 1750 y entre sus paredes podemos admirar la belleza de su sillería del coro y las esculturas de San Isidro Labrador, obra de Salzillo, y de Santa María de la Cabeza, de Juan Porcel.

Notable es la imagen que se lleva el viajero al entrar en la Iglesia de San Miguel, acabada en el siglo XVIII y que al margen de la belleza de sus retablos y la exquisitez de sus dorados, es uno de los mejores ejemplos del concepto de Barroco Murciano. Por si no fuera motivo suficiente para visitar el templo, su trazado es un paseo por todo un completísimo muestrario de la obra escultórica de Francisco Salzillo.

El alquiler de coches en Murcia nos será de gran utilidad para descubrir los tesoros barrocos que se localizan no sólo en la propia ciudad, sino en poblaciones de la región.

La muralla de Murcia

murcia2

por pavelcab

Estemos donde estemos en la región de Murcia, hemos de hacer un hueco para coger un coche de alquiler en Murcia y dirigirnos al centro de la capital, donde vamos a hacer un viaje casi a los inicios de la ciudad.

De hecho se cree que los primeros tramos de la muralla de Murcia debieron levantarse justo después de la fundación de la urbe, allá por el año 825 de nuestra era. A partir del siglo XII, el primer tapial comenzó a ser reemplazado, sustituyendo la construcción de terral por elementos más fuertes.

Un siglo después, tras la conquista por parte de Castilla, la muralla de Murcia fue sometida a continuas reformas y reparaciones. De esta época es la puerta de Santa Eulalia, terminada en el siglo XV y que da nombre al actual Centro de Interpretación de la Muralla Árabe de Santa Eulalia.

Es este centro un lugar de exposición que ha reemplazado al antiguo Museo de la Muralla, se cuenta la historia de la construcción defensiva y las distintas reformas y posteriores hallazgos alrededor del monumento.

Hemos de tener en cuenta que esta construcción tuvo una significativa importancia para la ciudad de Murcia, ya que sus últimas puertas no fueron demolidas hasta el siglo XIX. Afortunadamente, el siglo XX trajo consigo el reconocimiento histórico y arqueológico del sistema defensivo murciano.

A los tramos de la muralla de Murcia que aún se conservan en distintos puntos de la ciudad, hemos de sumar la visita al Centro de Interpretación, donde también se hallan vestigios medievales de la fortificación y un interesante recorrido por la evolución del trazado de la ciudad desde su fundación. El alquiler de coches en Murcia es un servicio muy demandado por aquellas personas que desean viajar cómodamente y desplazarse a su antojo por los alrededores de la ciudad.

Acuario de la Universidad de Murcia

murcia 3

por emasesa

Nos trasladamos hasta el antiguo Cuartel de Artillería de la ciudad, en cuyos pabellones se encuentra ubicado el actual Acuario de la Universidad de Murcia, un recinto que pretende fomentar el interés por el medio marino, en especial por el Mediterráneo y el ecosistema del Mar Menor.

Aún así existe espacio para la reproducción de todos los medios marinos y así podemos interesarnos por la evolución tanto de la diversidad marina tropical como mediterránea; con un acercamiento más intenso a ecosistemas como el del Mar Rojo, el Océano Índico, el Caribe y el Océano Pacífico.

La observación de especies tan espectaculares como los tiburones de los arrecifes, el coral vivo, las mantas-rayas o las morenas proporciona al visitante una oportunidad única de disfrutar de la belleza del mar.

No obstante, la vocación del Acuario de la Universidad de Murcia se basa en unos principios imprescindibles para difundir e inculcar valores de protección del medio marino y de este modo su vertiente divulgativa, conservadora y de investigación resulta de un valor inestimable.

Mención aparte merece la labor que los científicos de la Universidad de Murcia han realizado para recuperar especies autóctonas de la región, como es el caso del Caballito del Mar Menor, que no sólo han conseguido reproducir en cautividad, sino que han podido reintroducirlos en su hábitat en libertad.

La visita a las instalaciones del Acuario de la Universidad de Murcia resulta de lo más instructiva y divertida tanto para niños como para mayores. Por eso es una de nuestras recomendaciones como actividad de ocio y recreativa para turismo familiar, un tipo de turismo que demanda cada vez más los servicios de alquiler de coches en Murcia, en busca del confort y la comodidad a la hora de conocer la zona en familia.