Rutas gastronómicas por Bilbao

Rutas gastronómicas por Bilbao

La gastronomía vasca goza de una excelente reputación, no sólo en nuestro país, sino mucho más allá de nuestras fronteras. Bilbao, capital de Vizcaya, ofrece en casi cualquier punto de la ciudad un sinfín de platos y productos, muchos de los cuales se pueden elegir directamente en la barra gracias a la conocida y valorada tradición del pintxo, una cocina en miniatura que hace posible al visitante una degustación casi inacabable de la gran variedad culinaria y gastronómica del País Vasco. Un importante número de platos típicos de esta región de España se distinguen ya de entrada en la nomenclatura, pues muchos de sus nombres poseen la coletilla se “a la bilbaína” o “a la vizcaína”. La gastronomía de Vizcaya, provincia de la que Bilbao es capital, tiene como centro absoluto el bacalao, que se prepara de muy variadas formas. La merluza también ocupa un lugar destacado en la cocina bilbaína, así como el marmitako de bonito; bacalao, merluza, besugo o cabracho “a la bilbaína”, o las sardinas de Santurce. Si preferimos algo de carne, no podemos dejar de probar el solomillo de cerdo con salsa de queso Idiazábal, las codornices con uvas moscatel, o las alubias rojas con morcilla. Pimientos rellenos y diversos platos con la seta como protagonista.

Pintxos en el Casco Viejo

Bilbao destaca por sus famosos pintxos, sabrosos, abundantes y llenos de creatividad. Se trata de una forma diferente y apetitosa de conocer la ciudad, y la ruta más recomendable se localiza en torno al Casco Viejo de la capital vizcaína. Aquí, numerosos bares ofrecen una amplia variedad de pintxos, concentrados en la zona de la Plaza Nueva, la Calle del Perro o Somera. Los pintxos más típicos son los de rabas, tigres, champiñones, bacalao, pimientos y tortilla.

El viajero que se aventure a una jornada de degustación de pintxos en el Casco Viejo de Bilbao descubrirá con asombro la abundancia, tanto por la variedad que abarrota las barras de los bares, como por la cantidad de comida que un único pintxo supone, muchos de los cuales experimentan con curiosas y siempre acertadas combinaciones de alimentos.

Algunos de los bocados más sabrosos que pueden degustarse en la zona vieja de Bilbao son pintxos de bacalao y pimiento rojo, mejillones rellenos, ‘txanpi’ acompañado de un porrón o un kalimotxo; foie fresco a la plancha, anchoa rellena de parmesano e ibérico, crêpe de corzo, setas rellenas con foie o pimiento con setas y langostinos o bonito con pimiento y cebolla.

Potes y Pintxos en Indautxu

En Indautxu, el ambiente nocturno y el de ir de vinos confluyen y conviven en perfecta armonía. Indautxu es una de las zonas de Bilbao más adecuadas para el conocido como “poteo”, y tanto es así que muchas de sus calles se han transformado en peatonales con el objeto de ofrecer mayor confort a quienes gustan de ir de pintxos por los bares y restaurantes de la zona.

En este barrio, el turista puede degustar pintxos que han recibido diferentes galardones, como las yemas con patata, panceta y aire de queso o el bombón de foie, mermelada de tomate y gelatina de txakolí y aceite.