Ruta Gastronómica de la Repostería Tradicional y Conventual de Sevilla: Morón de la Frontera

Ruta Gastronómica de la Repostería Tradicional y Conventual de Sevilla: Morón de la Frontera

La forma más cómoda de disfrutar de la Ruta Gastronómica de la Repostería Tradicional y Conventual es alquilar un coche en Sevilla con el que desplazarnos hasta el sur de la provincia, concretamente a Morón de la Frontera, a unos 65 kilómetros de la capital de Andalucía.

Este enclave de la provincia sevillana nos va a abrir la puerta a un turismo que combina las visitas a iglesias, conventos y museos con los postres más ricos de la repostería tradicional y conventual.

Dos paradas imprescindibles, por estar declaradas Bien de Interés Cultural: El Castillo Árabe Medieval y la Iglesia de San Miguel Arcángel. Tampoco podemos dejar pasar la preciosa iglesia barroca de San Ignacio de Loyola y un curioso Museo de la Cal.

Ahora bien, si hemos llegado hasta aquí, es para disfrutar de los riquísimos pasteles que han legado a Morón de la Frontera sus dos conventos de clausura. La tradición se remonta nada más y nada menos que al siglo XV y sus artífices son las monjas de la orden franciscana de Santa Clara y las Jerónimas de Santa María.

tapas 2

por archivalladolid

Bolitas de coco y chocolate, angelinas, frutitas, magdalenas, crema de batata, sultanas, tortillas blancas, tocinillos de cielo, tortas almendradas, roscos de huevo… Un paraíso para los golosos.

La apuesta se complementa con deliciosos alfajores, mantecados y pestiños, polvorones, mazapanes y deliciosas torrijas de Semana Santa y hasta los ricos Roscones de Reyes Magos.

Tanta tradición no podía quedar confinada al interior de las paredes de los conventos y las pastelerías de Morón de la Frontera son un vergel de milhojas, piononos, petisúes, hojaldres, capuchinas… dulces y tartas de todo tipo que bien merecen el paseo en coche de alquiler hasta este pueblo del sureste de Sevilla.