Rutas gastronómicas en Mallorca

Rutas gastronómicas en Mallorca

La gastronomía balear es bastante desconocida en general (si obviamos la típica paella tan habitual en esta parte del Mediterráneo) y sin embargo ofrece platos de gran valor culinario, elaborados a partir de productos del mar y de la tierra, como pescados y mariscos, hablas, berenjenas, tomates, cerdo, manteca de cerdo y aceite de oliva.

En Palma de Mallorca hay que comer sobrasada, cocas, pan con aceite, arroz brut y, por supuesto, ensaimadas. En Palma de Mallorca existe una abultada oferta de bares y restaurantes en los que poder degustar estas y otras muchas delicias, una ruta de tapas que llevará a conocer al viajero todas las bondades de los platos típicos mallorquines.

Rutas gastronómicas

Ruta de Tapas Es Molinar-Portitxol

La ruta de tapas Es Molinar-Portitxol es el recorrido por bares más bonito que podemos hacer en Palma de Mallorca, ya que discurre entre diferentes locales situados frente a la costa. El viajero disfrutará de la gastronomía típicamente mediterránea, encabezada por los famosos arroces, o productos de la zona como el pulpo, la sepia, diferentes pescados, callos o caracoles.

Esta ruta posibilita que el turista disfrute de la gastronomía típica mallorquina, a la vez que descubre una de las zonas de mayor atractivo de la ciudad: Portitxol un antiguo barrio de pescadores que en la actualidad destaca por el paseo marítimo donde se agolpan bares, terrazas y restaurantes, una zona muy concurrida los días de buen tiempo.

Cocina Alemana en Palma de Mallorca

Hay quien dice que Mallorca es un barrio de Berlín, por la gran cantidad de alemanes asentados en la isla, así como por el enorme volumen de turistas que llegan desde este país europeo. Debido a ello, son muy numerosos los bares y restaurantes alemanes donde poder degustar platos de la cocina típica de Alemania, basada fundamentalmente en embutidos o, carne de cerdo o pescados el salmón o el arenque y el pan negro o de trigo y centeno, todo ello regado por abundante cerveza.

En la Carretera Arenal se localiza un buen número de estos establecimientos, aunque es posible encontrar locales especializados en cocina alemana en cualquier punto de las zonas más turísticas de Mallorca.

Las mejores ensaimadas de Mallorca

Si hay un plato que se pueda llamar típicamente mallorquín, esa es la ensaimada, el producto de repostería por excelencia,  de gran tradición en la isla y que posee y distinguida por el título de Indicación Geográfica Protegida. La ensaimada de Mallorca, propiamente dicha, no cuenta con ningún tipo de relleno, pero debido a su gran aceptación ya es posible encontrarlas rellenas de cabello de ángel, nata, crema, crema quemada o chocolate. También se dan variantes saladas, como la ensaimada de Tallades, coronada por sobrasada y calabazate.

Son numerosos los establecimientos que en Mallorca ofrecen deliciosas ensaimadas al viajero. Los golosos y quienes gusten de probar las diversas variedades, encontrarán atractivo en recorrer todos los locales de este tipo.